Compartir

Al menos 19 personas han muerto y otras 50 han resultado heridas tras registrarse una explosión al término del concierto de Ariana Grande, hacia las 22.30, en el estadio Manchester Arena según la policía de la ciudad británica. Las fuerzas de seguridad tratan el incidente como un atentado terrorista y pide que nadie se acerque a la zona.

La primera ministra británica, Theresa May, ha condenado en un comunicado esta madrugada lo que “la policía está tratando como un terrible atentado terrorista”. “Todos nuestros pensamientos están con las víctimas y las familias de los afectados”, ha añadido. Este martes ha convocado una reunión de su comité de crisis.
Varios asistentes al concierto han subido a sus perfiles de Twitter vídeos en los que se ven los momentos de pánico durante el desalojo del recinto, con capacidad para 21.000 personas. Desde su apertura en 1995, el Manchester Arena ha acogido grandes conciertos. U2, los Rolling Stones, Madonna o Pavarotti han actuado en sus instalaciones.

“He oído una fuerte explosión. Han temblado los cristales de mi casa”, explica Pedro, un vecino que vive frente al Manchester Arena. “He visto a un montón de gente salir corriendo, a mucha policía con metralletas y dos personas heridas”.

Por su parte, un portavoz de Ariana Grande ha asegurado que la cantante “se encuentra bien”. La cantante es muy popular entre los adolescentes, por eso había muchos padres esperando en la puerta para recoger a sus hijos, menores de edad. Existe un número de emergencia disponible para quien esté tratando de localizar a seres queridos tras el ataque, el 0161 856 9400.

La explosión se produjo en el vestíbulo y al término del concierto, cuando la gente comenzaba a abandonar las instalaciones, como ha indicado el Manchester Arena en un comunicado. Cuatro horas más tarde de la primera explosión, la policía informaba de que iban a proceder a una explosión controlada de lo que pensaban que podía ser una bomba pero resultó tratarse de ropa abandonada.

La Red de Ferrocarriles británica ha anunciado que la estación de tren de Manchester Victoria, próxima al Manchester Arena, ha sido evacuada y cerrada.

El ministro de Seguridad, Ben Wallace, ha llamado a la colaboración ciudadana y pide a quien vea algo sospechoso que llame al teléfono de lucha antiterrorista. De confirmarse la hipótesis terrorista, sería el más grave en Reino Unido desde julio de 2005, cuando cuatro atentados suicidas coordinados en el metro y un autobús de Londres provocaron 56 muertos, incluidos los cuatro kamikazes, y unos 700 heridos.El último ataque terrorista en Reino Unido fue el pasado 22 de mayo, cuando un hombre atropelló mortalmente a seis personas en el puente de Westminster.
Al igual que sucediera en el ataque al autobús del Borussia Dortmund, el hashtag #RoomForManchester ha comenzado a moverse en las redes para ofrecer alojamiento a aquellas personas con dificultades para volver a casa tras el cierre de la estación de trenes contigua al estadio.

Para los españoles que puedan requerir ayuda o información en Manchester el número teléfono de emergencia consular es +44 07712 764 151.