Compartir

El video de una escultura de Jesús crucificado que abre los ojos y los cierra inmediatemente en una capilla de la catedral de Saltillo, en México, ha sacudido las redes. Aunque, según el autor de la grabación, la imagen no ha sido sometida a ningún retoque gráfico, para muchos de cibernautas el video es un verdadero ‘fake’.